Por: Jorge E. Mora Reyes, Maestro y Doctorando en Ciencias de la Educación Familiar. Master Experto en Orientación Familiar.

A modo de introducción debo mencionar que no pretendo criticar o evaluar la calidad cinematográfica de la película, sino más bien aprovechar la historia de los personajes principales para encontrar un punto de encuentro con  la realidad actual y comprenderla en lo matices y notas que nos muestra la obra.

cd2d2b49009075.58a83f395ce04.png

Ilustración: https://www.behance.net/lishuzhen13c33

La sinopsis

Para aquellos más expertos en el cine y para no desentonar, coloco la opinión y sinopsis de Guillermo Altarriba de CinemaNet:

“Mia llega a Los Ángeles convencida de que logrará cumplir el sueño de ser una estrella. Sebastian llega para cumplir su sueño de abrir un local en el que se toque jazz “de verdad”. Ambos acabarán conociéndose, gustándose e iniciando un romance entre canciones que no saben dónde les conducirá…”

“De lo que va –e intentaré no hacer spoilers– es de madurar, de entender que la libertad es un concepto hueco hasta que no se pone en práctica. De comprender que cada elección tiene su contrapartida, y que Walt Disney no es una referencia a seguir al hablar del amor. Atención, en este sentido, a la progresión cromática que emplea el director: del pastel exagerado a un realismo más acentuado a medida que la realidad llama a la puerta”.(G. Altarriva, Cinemanet, 2017).

c1342648027205.588bff6fd7021.jpg

Ilustración: https://www.behance.net/axelrangel

La construcción del amor

En efecto, el amor, aquel al que todos estamos llamados, no se construye en linea recta ascendente, al contrario, se construye a base de lucha, voluntad e intelecto, se van superando crisis, pérdidas, dificultades, dolor y excesos. Si el amor permanece y se persevera voluntariamente, los sentimientos pasarán a un segundo o hasta tercer plano, encontrando madurez, sabiduría y donación verdadera, dicho de otra manera, este es el verdadero amor, no el enamoramiento cortoplacista y sensual que nos venden los medios sociales, los medios masivos de comunicación, los organismos internacionales de “pseudo derechos humanos” con más intereses comerciales que por las personas.

0a27c547877271.59449dacf3fe8.jpg

https://www.behance.net/imnot12

El proyecto en común vs el proyecto individual

Alerta de Spoiler:

La verdad aunque duela: Ambos personajes han fracasado como pareja, tal vez en lo profesional han alcanzado sus sueños, pero la promesa de amor eterno, del te querré siempre, no se ha cumplido. Ambos tienen proyectos profesionales, individuales, pero ninguno en común, ambos desean lograr sus ilusiones, nadie desea donarse, muestran deseos y acciones sensibles, pero en el fondo hay un profundo egoísmo y una inercia cultural, donde lo importante es el éxito, el logro, no la persona, mucho menos la entrega total…si se ama se ama completamente, no solo mientras se consigue el éxito en el centro nocturno o mientras se consigue el papel de la película que nos lance al estrellato.

Es difícil entender esto en una cultura individualista que promueve precisamente la soledad, los excesos y la inmadurez. Solo se busca el bien personal, individual, no el bien común. ¿Suena familiar?

cb5cf246281861.584ecdbf4e97a.jpg

https://www.behance.net/littlenight

Grandes males de nuestro tiempo

La ideologías dominantes, por medio de argumentos vacíos y manipulación de conceptos han impulsado ideas como: la familia es un medio de dominación, el patriarcado, la dependencia, el juego de roles, el placer y la emancipación por encima del proyecto en común. Con estos juegos de palabras más que conceptos profundos la interdependencia se niega, aunque sea evidente que en este plano existencial, todos dependemos de todos y que el individualismo es uno de los grandes males de nuestro tiempo.

Lo siento, a la luz de la familia, tanto Mia como Sebastián, han fracasado y están destinados a la amargura y  la tristeza, a menos de que comprendan el mal que se han hecho a si mismos y la otra persona, sin autojustificaciones (incluso tal vez sin poder verse cara a cara), pidiendo perdón y que además se subsane el dolor causado, difícil pero no imposible. ¿Cómo será la vejez de estos dos personajes?…no me la quiero ni imaginar.

f9aff647429375.587c0f4f86324.jpg

Amor de chocolate

Al final Sebastián requiere respeto y Mia amor, y en el guión de la película estos matices son planos, matices que solo pueden ser observados por aquellos que conocen realidades más profundas. Al parecer el mundo de hoy pretende que olvidemos los lazos afectivos y familiares que nos unen, dejando la verdadera educación de lado, y olvidando a los enfermos y a los abuelos, cero compromisos, sin sociabilidad y peor aún sin realidades concretas, básicamente amor de chocolate, cariño a la carta, vaya mentira.

pexels-photo-188934.jpeg

Concluyendo:

La respuesta que se requiere en contra del individualismo reinante:

  • Saber que el amor se construye, conviene ser realistas y prepararse para los embates y las dificultades de la vida
  • El amor requiere un proyecto en común, no la mitad de uno y la mitad de otro
  • Hay que pensar en donación y en realidades más altas como la caridad, la familia, los hijos, etc.
  • Saber diferenciar entre lo accidental y lo esencial: hollywood y el jazz, son accidentales, no esenciales
  • Hay que hacer labor social y ofrecer tiempo y recursos, no aquellos que sobren, no es suficiente la filantropía, se requiere entrega de todo el ser, no solo de cosas materiales
  • Por último, cuidado con las ideologías que inundan hoy, todos los círculos sociales e intelectuales

Te recomendamos: La derrota social: la fractura familiar

Anuncios