Por: Maestro Jorge E. Mora Reyes y Lic. Enrique Calvo Tercero

En estos tiempos modernos donde todo se permite han surgido series que promueven antivalores, tal vez por tedio en una cultura vacía que busca nuevos idolos tan vaciós como esta o tal vez ver simplemente una serie de personas que les interesa reflexionar y comprender el porque las personas actuan de tal o cual manera. Sea la razón que sea, series como Better Call Saul, se quiera o no, dan cierto aprendizaje, y en este escrito tratamos de decodificar la serie.

bccd7d10895835.560ed4896d68d.jpg

La cultura reinante

El personaje principal es una abogado de poca monta, o al menos eso parece a primera vista, desde los primeros episodios el espectador debería de preguntarse qué tipo de historia personal tiene Saul Goodman para tener que pasar sus días así (en la monotonía, en la mentira, en el materialismo), y tal vez esto es lo que engancha, un aprendizaje negativo, que hizo este hombre para acabar así, o en el caso de los más atrasados, que hacer para vivir la vida fácil, sin valores, sin reflexión, autojustificándonos todo el tiempo, ya que, como vemos una y otra vez en los episodios, el fin justifica los medios, al menos en la cultura que vive Saul.

Ilustración de: https://www.behance.net/denisosulli

El contexto

La historia presenta dimensiones Shakespareanas, en efecto, los rompecabezas argumental de los anti-heroes no son nuevos, a lo largo de la historia hemos tratado de comprender la vida, la densidad y profundidad de lo humano, que por lo general se encuentran en tonalidades grises y no en lo blanco o negro como muchas personas desearían que fuera. El justo medio, como menciona una y otra vez Aristóteles es lo más complicado de lograr, y muchos al no lograrlo se azotan y decantan por los extremos. Lo curioso es, que al parecer cada cierto tiempo una mayoría social, política y económica se decanta por los límites, y dejan a una minoría lúcida en la lucha para tener buenos hábitos operativos, ser justos y templados. Podríamos equivocarnos pero me parece que vivimos en este tipo de épocas y Better Call Saul, no lo muestra claramente, tal vez por eso, ¿una gran mayoría tiene empatía y justifica a Saul Goodman?

583e6626763907.5635a17f8d221.jpg

Las relaciones

La relación del personaje principal con su hermano Chuck es cuando menos extraña, ya que el sentido de la relación no es la donación, sin embargo se encuentran signos de generosidad y sacrificio, aunque mal enfocados y sin un sentido trascendente que posiblemente  es la causa de decepción y dolor. Chuck es un abogado de prestigio que vive en el sótano de su casa con una extraña fobia, esto aporta gran dramatismo a la serie.

Ilustración: https://www.behance.net/kristiinaseppa

Sin embargo es interesante

La historia de Saul es una tragedia, ya que sus dimensiones personales son sumamente pobres y enfoca sus esfuerzos en lo externo, sin reflexión, plagado de ironía, cinismo y sin embargo algo tiene de interesante, ¿Cómo una vida así puede seguir adelante?, ¿qué sucesos le esperan a Saul?

¿Logrará encontrar su nicho de servicios como abogado?, ¿seguirá atendiendo legalmente a abuelitos?, ¿qué pasará con su hermano?, ¿cómo cambiarán los personajes a lo largo de la historia?

Conclusión y recomendaciones.

Al parecer Better Call Saul es una serie que refleja nuestro tiempo, lleno de encrucijadas, evoluciones e involuciones, donde se avanza unos pasos y se retrocede en otros caminos, donde la vida no para.

Una serie para recordar, interesante, llena de comedia y tragedias, es de sorpresa que los autores y directores sepan reflejar cierta naturaleza humana.

Es recomendable para adultos.

Anuncios